Sep
11

Partición de bienes

Partición de bienes

Las reglas de la Partición de una comunidad hereditaria, se extienden a:

  • Los bienes de la sociedad conyugal disuelta;
  • La comunidad nacida de un cuasicontrato;
  • La comunidad originada por la disolución de una sociedad civil.

 

Formas de hacer la partición:

  • Por el propio causante, mediante acto entre vivos o testamento;
  • Por los herederos de común acuerdo;
  • Por un juez árbitro llamado partidor.

Tramitación:

El partidor, una vez aceptado el cargo y prestado el juramento, puede comenzar a desempeñar sus funciones. La primera resolución que dicta tiene por objeto declarar constituido el compromiso, designar actuario y citar a las partes a un primer comparendo.

En el primer comparendo se deja constancia del nombre y el domicilio de las partes del juicio y de sus mandatarios o representantes legales; se precisa el objeto de la partición; se aprueba el inventario que se ha hecho de los bienes; se deja testimonio de la concesión de la posesión efectiva , de su inscripción y de las inscripciones especiales de herencia realizadas; se fijan los días y horas de los comparendos ordinarios; se acuerda la forma en que han de notificarse las resoluciones del partidor.

Liquidación y distribución de los bienes comunes:

El partidor debe separar los bienes del patrimonio partible de los bienes de otro u otros patrimonios, en caso de que exista tal confusión. Se debe establecer el pasivo de la sucesión, constituido por las bajas generales de la herencia y se debe formar los acervos imaginarios de los artículos 1185, 1186 y 1187 del Código Civil.

Partición de frutos:

La regla general es que los herederos tienen derecho a todos los frutos y accesiones de la masa hereditaria indivisa, a prorrata de sus cuotas.

Excepciones:

  • Cuando hay legado de especie, los frutos y accesiones de estos bienes deben restarse a los herederos porque pertenecen a los legatarios.
  • Los legatarios de género no tiene derecho a los frutos sino desde que la persona obligada a pagar el legado se hubiere constituido en mora y éste abono de frutos se hará a costa del heredero moroso.

 

Distribución de las deudas:

Las deudas se dividen de pleno derecho entre los herederos a prorrata de sus cuotas hereditarias.

Por la partición o por convenio de los herederos pueden distribuirse entre ellos las deudas de diferente modo que el señalado por la ley o por el testador.

Sin embargo, los acreedores hereditarios y testamentarios, como no son partes en estos acuerdos celebrados entre sí por los coasignatarios, no están obligados a respetar tales acuerdos y pueden, por tanto, intentar sus acciones contra todos los herederos a prorrata de sus cuotas o bien sujetarse a lo estipulado por las partes.

Written by admin. Posted in Civil

Trackback from your site.